Follow Us on Twitter

Analogías de la educación

Razonar sobre la enseñanza y el aprendizaje mediante analogías obliga a considerar ambos términos de forma inmersa en las figuras; la oruga, el cuarzo, el fútbol femenino, el paisaje de un río y el panorama de un campo cosechado permiten destacar cualidades y características tanto de la enseñanza como el aprendizaje.


El proceso que le permite a una oruga convertirse en mariposa mediante la metamorfosis ilustra el aprendizaje como el proceso por el cual una persona debe por sí misma resolver problemas y luchar para obtener el objetivo deseado, se describe en la etapa de la crisálida como la oruga al salir de su capullo ha desarrollado los músculos necesarios para volar y recibir ayuda en esta etapa puede ser mortal para la oruga.

Las características del mineral cuarzo (UAM, 2010) permiten destacar similitudes con el aprendizaje. Este mineral se forma bajo condiciones magmáticas, sedimentarias y metamórficas además no se exfolia pero se cristaliza, es incoloro en estado puro sin embargo puede adoptar numerosas tonalidades, su dureza es tal que puede rayar los aceros comunes; de la misma manera con el aprendizaje podemos adoptar diversos colores pues cuando nacemos estamos desprovistos de medios de adaptación intelectuales y morales(incoloros), de acuerdo con el doctor Edel “el aprendizaje se produce también, por intuición, o sea, a través del repentino descubrimiento de la manera de resolver problemas”. (Edel, 2004)

Considerar el aprendizaje en la figura de muchachas practicando futbol asemeja el trabajo en equipo que se requiere en diversas áreas o disciplinas que requieren romper el prejuicio de acciones que se han practicado por muchos años de la misma manera y pueden cambiar. De forma similar destacan las herramientas que necesitamos en la vida para instruirnos y el tiempo que esto demora, un proceso en el cual nuestra caja de herramientas se completa poco a poco para enfrentar cada etapa.

Concluir con las imágenes del río fluyendo y el campo sembrado listo para la cosecha, podrían comparar el proceso enseñanza aprendizaje, donde las experiencias se comparten; el docente brinda al estudiante un servicio al colaborar con sus experiencias “fuertes como un río” que le permiten al estudiante fortalecerse en su campo para dar fruto.
Category: 10 comentarios

10 comentarios:

Silvia Castro Montero dijo...

Muy interesante tu análisis. ¿Podrías aventurar a explicar la utilidad de un ejercicio como estos al iniciar un curso?

ldchacon dijo...

tal y como lo planteas, me parece que es el proceso de ensenanza aprendizaje, es algo de la vida diaria, que aunque lo tenemos siempre cerca, no siempre le ponemos la atencion necesaria, pero tal y como se ve en las analogias, el aprender es parte de nuestra naturaleza

Paula F. dijo...

Utilidad del ejercicio: personalmente quisiera comentar que me cuesta mucho redactar y he tenido un encuentro cercano con mis temores con este ejercicio.
Considero que el ejercicio puede permitirle al docente realizar un diagnóstico sobre el grupo en temas de redacción, comprensión, creatividad y uso de la tecnología...

Tatiana Murillo Vela dijo...

Paula, creo que en tu segundo párrafo mencionas un punto que es muy importante en el proceso enseñanza-aprendizaje, pero que muchas veces no permitimos que se lleve a cabo. Hablo de la "capacidad para resolver problemas y luchar por obtener un objetivo deseado" Las palabras "problemas" y "lucha" tienen, social y culturamente, una connotación negativa y esto lo arrastramos al contexto educativo, a nuestras aulas. Muchas veces, en el afán de que nuestros estudiantes "no fallen", les imposibilitamos el desarrollo de sus habilidades para la resolución de problemas y preferimos exponerlos a ejercicios, o actividades más estructuradas que les permitan obtener una solución más simple, a más corto plazo, pero a la larga desperdiciando el gran potencial que se encuentra dentro de ellos.

JavierMonge dijo...

Paula me gusto la forma como relacionaste las figuras con el proceso de E-A, y muy interesante el texto que habla de la metamorfósis, ya que, definitivamente, eso es lo que se vive al desarrollar un proceso E-A, tanto del lado del alumno, como del profesor.

JavierMonge dijo...

Hola Paula, me pareció muy coherente el enfoque que dá en el párrafo donde trata la metamorfósis, ya que, efectivamente ese proceso es el que se vuelve realidad en nuestras lecciones, al inicio de cuatrimestre tenemos una crisálida, y al finalizar tenemos mariposas, las que se enfrentarán a las exigencias de la sociedad.

Roberto Acuña Baldizón dijo...

Paula, que bueno encontrarnos por aqui. Tu ensayo es muy coherente y me gustó la forma creativa en que utilizaste los elementos ilustrativos para exponer tu punto de vista. Me quedo con el inicio cuando dices que el proceso de enseñanza aprendizaje es como la metamorfosis en una mariposa, y es que realmente tenemos entre manos la dicha y la responsabilidad de transformar a esas muchachas y muchachos que tenemos como estudiantes.

R. Soto D. dijo...

Me gustò la perspectiva del ensayo...

Elizabeth Salazar dijo...

Realmente las analogías son más que las discrepancias pues en ese proceso de la enseñanza y el aprendizaje siempre surgiran gran cantidad de elementos como por ejemplo el que mencionabas el trabajo en equipo, que para mí es fundamental.
Eli

Carolina Avalos Dávila. Maestria en Curriculum y Docencia Universitaria ULACIT 2010 - 2 dijo...

Es interesante como describistes cada uno de los elementos y los asociastes a la realidad, pero como los integrarias dentro del contexto educativo a todos ellos juntos sin hacer esa distincion por separado.

Publicar un comentario